Licenciado en Bellas Artes, Pablo Caracol comienza su andadura artística entre las disciplinas de la fotografía, la escultura y la ilustración, siendo está última su camino predilecto.

El artista, atraído por el poder literario de las imágenes y de la relación de éstas con un posible texto, finalmente entiende que en ella se conjugan y conviven todo el resto de disciplinas.
En la actualidad Pablo centra su actividad artística en el desarrollo de sus propios proyectos, pues es la propia dramaturgia de las historias la que le mueve.
Pablo Caracol tiene varios libros que ya figuran en el mercado editorial infantil, así como proyectos de cartelería, portadas de libros y encargos publicitarios.

El motor de la obra de Pablo corresponde al empeño de descifrar las caprichosas relaciones existentes entre elementos en un principio inconexos y que combinados con acierto devienen en una propuesta conceptual renovada.

El artista, en su constructo poético, muchas veces utiliza el trampantojo semántico, resultado de querer integrar y combinar elementos con la misma naturaleza morfológica, cuya apariencia visual semejante cobra el valor de guiño, de juego y a veces de perfecta metáfora. Infalible antídoto contra la grisalla reiterada que salpica los días.